El Yoga Terapéutico es una práctica principalmente enfocada en recuperar las salud a nivel físico, mental, emocional y energético. Las diferentes técnicas del yoga nos aportan herramientas y recursos para restaurar el equilibrio, mediante un proceso de sensibilización corporal, relajación y auto-observación, con el fin de recuperar la vitalidad. Durante la sesión de asanas se trabaja con un especial cuidado en la postura y su correcta alineación, considerando las limitaciones y necesidades del alumno individualmente.

Una clase de yoga terapéutico ofrece una práctica adaptada y accesible a las capacidades del alumno, independientemente de la edad o condición de quien lo practica. Las sesiones suelen ser individuales o en grupos reducidos y están especialmente indicadas a personas que tienen algún tipo de limitación de movimiento o lesión, en procesos difíciles de enfermedad así como a personas mayores o embarazadas.

Durante la sesión, se trabajan movimientos repetidos del cuerpo y la respiración, así como posturas realizadas con la ayuda de soportes, bloques de madera, cinturones, sillas, mantas o cuerdas. La práctica se enfoca fuertemente en restablecer la alineación corporal en la columna vertebral y en general a nivel estructural. Las asanas de yoga nos permiten explorar y trabajar nuestras dolencias, encontrando diferentes variaciones en la postura, para que el alumno pueda aplicar siempre aquella que mas le convenga, de acuerdo a sus propias aptitudes y limitaciones. Durante la clase, se incluyen posturas suaves sostenidas por un tiempo mas largo que las asanas normales, con el fin de encontrar el descanso y restaurar una vitalidad radiante.

La respiración es otro de los pilares en los que se apoya el yoga. La calidad de la respiración profunda es fundamental para aliviar el estrés, la fatiga mental, la angustia y la depresión. Mediante el trabajo en el cuerpo y la respiración se promueve la calma y la concentración mental, despertando la conciencia de unidad cuerpo-mente. La relajación y la meditación son fundamentales para cultivar la atención y desarrollar la escucha interna.

En la sesión de yoga terapéutico se practican relajaciones profundas que pueden incluir visualizaciones curativas, y un trabajo progresivo de sensibilización corporal, así como autoafirmaciones positivas. Estas técnicas mitigan el estrés y actúan sobre la función del sistema nervioso neurovegetativo, accediendo al control de nuestras funciones inconscientes como la respiración, la frecuencia cardíaca y otras funciones orgánicas y psicológicas.

El objetivo del profesor de yoga terapéutico es proporcionar al alumno las herramientas adecuadas para practicar yoga de una manera segura y autónoma, y poder usar estos recursos para mejorar su calidad de vida y restablecer el equilibrio. Por ello las sesiones suelen ser individuales, o en grupos reducidos, para poder ofrecer al alumno una atención cuidada y personalizada.

El enfoque del yoga terapéutico considera que el cuerpo posee abundantes recursos y gran inteligencia para encontrar el equilibrio, la fuerza y vitalidad. Teniendo en cuenta nuestros hábitos diarios tales como postura corporal, la alimentación, nuestras pautas de respiración y relación con el estrés, etc…podemos liberar poco a poco los viejos patrones que nos han llevado al desequilibrio o la falta de vitalidad.

El proceso de curación requiere constancia, esfuerzo y gran paciencia. Para ello es necesario tomar la decisión de atendernos en muchos niveles, haciendo cambios en nuestro estilo de vida, cultivando una actitud positiva, reflexionando sobre el origen de la enfermedad, mas allá de los síntomas. Es un proceso que requiere marcarse objetivos accesibles, sentir confianza y valorar cada pequeña mejora que hagamos.

En realidad toda forma de yoga es terapéutica, pero al trabajar con unos fines específicos, se pueden mejorar diferentes patologías y dolencias, aplicando técnicas especiales para cada caso. No hace falta tener un cuerpo flexible para encontrar los beneficios del yoga, aunque si la determinación que querer tomar un papel mas activo y responsable en el viaje hacia la salud y la auto curación, explorando cómo nuestros hábitos de vida y la salud emocional, juegan un papel fundamental en nuestro bienestar integral.

BKS Iyengar, en su amplia aportación al yoga nos dejó sabias palabras:

“El Yoga nos enseña a curar lo que no es necesario soportar, y a soportar lo que no se puede curar.”

BKS Iyengar

Su gran maestría y aportación al Yoga fue principalmente en sus aplicaciones terapéuticas, y con esta cita concluyo hoy este post. Espero que os haya gustado. Muy pronto escribiré otro post sobre los beneficios del yoga terapéutico. Si deseas estar al día de estos y otros contenidos destacados, te animo a suscribirte a mi newsletter.

 

Namasté

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest