Utthita Parsvakonasana

 

Utthita Parsvakonasana o postura extendida del angulo lateral es una asana básica de yoga en la que el tronco se estira lateralmente en el espacio, manteniendo una de las piernas flexionada en ángulo recto. Hay un solo estiramiento desde el pie de atrás, hasta la punta de los dedos de la mano. Aquí te cuento las claves para adoptar esta beneficiosa postura.

 

Beneficios:

  • Alarga y refuerza la columna, flexibiliza los músculos de la espalda, crea un intenso estiramiento de los costados del cuerpo.
  • Fortalece las piernas, rodillas y tobillos.
  • Alivia la rigidez en las caderas, ingles y tendones de la corva.
  • Alivia los dolores ciáticos y de la artritis.
  • Aumenta la circulación en la región pélvica.
  • Tonifica y mejora las funciones de órganos reproductores y digestivos, estimula movimiento peristáltico (alivia el estreñimiento).
  • Reduce la grasa alrededor de la cintura y caderas.
  • Alivia la ansiedad y tensión nerviosa.
  • Aumenta la resistencia y la capacidad pulmonar.

Contraindicaciones:

  • Dolor de cabeza.
  • Presión alta o baja.
  • Insomnio.
  • Problemas de cuello: mirar al frente con los lados del cuello estirados, o mirar al suelo, mantener el brazo superior pegado al tronco.

Realizar la postura:

  • Desde Tadasana; postura de pie, separa las piernas entre 110-130 cm, manteniendo los brazos en cruz.
  • Gira el pie derecho 90 grados hacia el frente y saca un poco hacia atrás el talón izquierdo.
  • Toma una inspiración profunda, endereza el tronco y alarga los costados.
  • Exhalando flexiona la pierna derecha en ángulo recto, e inclina el tronco lateralmente, apoyando la mano derecha junto al borde externo del pie derecho.
  • Estira el brazo izquierdo por encima de la cabeza, alargando en una sola linea todo el costado izquierdo.
  • Mantener la postura respirando ritmicamente. Inspirar para salir. Realizar el segundo lado.

Claves técnicas:

  • Presionar contra el suelo el borde externo del pie de atrás y el talón del pie de alante.
  • Mantener la axila y el muslo delantero en contacto, presionando uno contra el otro.
  • Alargar la musculatura interior del muslo de alante, desde la ingle.
  • No hundirse sobre la mano frontal, utilizar ésta mano para levantar mas el tronco, apoyándola sobre un bloque de yoga si te es necesario.
  • Pierna frontal: empujar con el glúteo hacia dentro.
  • Meter el sacro y las vértebras dorsales.
  • Extender el brazo izquierdo sobre la cara, la palma de la mano vuelta hacia abajo y el brazo sobre la oreja, los dedos juntos y estirados.
  • Mover la cara frontal del pecho hacia arriba y expandir el tórax.
  • Cuidar que la cabeza esté alineada con la columna, y atrasarla ligeramente.
  • Alargar en un a sola línea el tobillo externo, las caderas, la cintura y el tórax, hasta la punta de los dedos.

 

¿Y a tí como te sienta ésta postura? Algunas asanas presentan retos y desafíos a nuestra fortaleza física, pero con práctica y perseverancia vamos conquistando sus beneficios y logrando encontrar mas comodidad y apertura dentro de ellas. Esta es una postura poderosa que no suelen faltar en mi práctica y en mis clases. Encuentro muy interesante como a través de esta asana se aprende el alineamiento que vamos a necesitar para realizar la postura del Guerreo II y Trikonosana, otras de las asanas esenciales de yoga. Te animo pues a explorarla. Cuéntame tus dudas y dificultades si lo deseas mas abajo en los comentarios. Te invito también a suscribirte a mi canal youtube para estar al día de mis vídeos y pequeños tutoriales de yoga. ¡Hasta el siguiente post!  

Namasté

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest