Ujjayi es un tipo de respiración muy relacionada a la práctica que desarrollamos en el Vinyasa Yoga. Todas las prácticas del Yoga Dinámico, Vinyasa Krama Yoga y los estilos mas modernos, como el Flow Vinyasa Yoga, integran esta técnica de respiración. Se trata de una de las técnicas mas importantes y distintivas de las series de Ashtanga Vinyasa Yoga, el yoga tradicional del sur de la India desarrollado por Patthabi Jois. Una de las grandes aportaciones del maestro TKV Krishnamacharia, el gran recuperador del sistema vinyasa y padre del yoga moderno, fue la integración del pranayama durante la práctica de las asanas. En este post hablamos sobre la “Respiración Victoriosa” o respiración de la energía vital: Ujjayi.

 

Que es la respiración Ujjayi

Ujjayi es una de las técnicas básicas de respiración yóguica y mediante su práctica los pulmones se expanden totalmente, el pecho se ensancha y toma la forma de un orgulloso conquistador. Por esto a menudo Ujjayi Pranayama se traduce como la “Respiración Victoriosa”. Este tipo de respiración airea los pulmones, expulsa las flemas, da resistencia y calma los nervios, tonificando todo el organismo.

Dominar la respiración Ujjayi lleva tiempo, e incorporarla con naturalidad en el Vinyasa puede llevarnos años de práctica regular. Para los alumnos principiantes, abordar este y cualquier otro pranayama, pasa primero por liberar la respiración de todas las tensiones conscientes e inconscientes que inhiben su libre flujo natural, y que restringen el movimiento pleno de la inhalación y la exhalación. A medida que el proceso del yoga, nos permite darnos cuenta de esas tensiones inconscientes, la respiración se hará libre y plena y estaremos preparados para integrar Ujjayi en la práctica de asana y vinyasa.

 

Características de Ujjayi

La principal característica de Ujjayi es el sonido sibilante emitido durante la respiración. Al practicarlo las inhalaciones y exhalaciones se realizan por la nariz y cada respiración genera una suave fricción en la parte posterior de la garganta produciendo su característico sonido, el cual nos recuerda a las olas del mar rompiendo calmadamente en una playa llena de guijarros.

El suave roce del aire a su paso por la glotis durante la inspiración, dosifica su flujo además de calentarlo antes de entrar en los pulmones. Durante la exhalación la suave resistencia en la garganta, permite que el flujo del aire salga lentamente gracias a la activación sutil de los tres Bandhas.

 

Que son los Bandhas

Es imposible hablar de esta técnica de Ujjayi sin mencionar los Bandhas, ya que son el sello distintivo de las prácticas Vinyasa, además de la antepuerta a los pranayamas avanzados del yoga. La suave activación de la musculatura involuntaria, evoca la presencia energética de los tres Bandhas principales que son:

  • Mula Bandha: implica el recogimiento y elevación de la musculatura profunda en el suelo de la pelvis estabilizando el sacro y las piernas.
  • Uddiyana Bandha: tiene que ver con la retracción y alargamiento de pared abdominal, que permite alargar la columna vertebral y ampliando la región torácica.
  • Jalandhara Bandha: se relaciona con el control de la glotis y la musculatura en la base de la garganta, así como en su parte alta.

Respirar por medio de los Bandhas es Ujjayi, y el refinamiento de estas técnicas del yoga profundo, además de proporcionar mas duración y textura a la respiración, permite sostener nuestro centro de gravedad y crear la estabilización que necesitamos, para mantener la columna protegida en los movimientos largos y lentos que ocurren durante la práctica de los VInyasas. Dedicaré mas adelante un artículo específico para profundizar en el importante tema que son los Bandhas.

 

Como practicar Ujjayi en el Vinyasa Yoga

En el Vinyasa Yoga, la técnica de respiración Ujjayi inicia el movimiento, y luego este movimiento y la respiración fluyen al unísono. La calidad, el ritmo, la potencia y constancia de la Respiración Victoriosa, surge de la acción de Mula y Uddiyana Bhanda en el suelo pélvico y en el abdomen. El sonido de este pranayama como ya hemos dicho, se produce mediante la acción de Jalandhara Bandha y para conseguirlo tratamos de mantener la glotis abierta durante todo el ciclo de inhalación y exhalación.

La técnica Ujjayi implica además el estiramiento interno de la respiración. En cuanto dominamos el control de la glotis, es necesario medir la extensión de la respiración, buscando la respiración sama, es decir, igualar tanto la intensidad como el flujo de la inhalación y la exhalación. Es muy importante evitar contener la respiración durante la practica de Vinyasa y Asana, lo cual detiene el flujo de la energía; los músculos quedan desprovistos de oxígeno y en consecuencia se tensan. Con la técnica de Ujjayi nos aseguramos un suministro de oxígeno seguro y contante, además de inducir un estado de tranquilidad e interiorización de la conciencia.

La inhalación en el Vinyasa

Los movimientos de expansión en la parte anterior del cuerpo se realizan inhalando (brahmana). Cada inspiración debe realizarse desde la parte posterior de la garganta, para que los músculos que rodean la glotis incrementen y dosifiquen el flujo del aire. Durante la inspiración, el control de la glotis permite además soportar la acción de Mula y Uddiyana Bandha. Con la parte baja del abdomen sujetada y activa, se  ofrece a los pulmones la estabilidad para que puedan mantenerse abiertos a medida que las costillas se abren y elevan en la fase final de la inhalación. Este proceso ejerce una ligera presión en los órganos abdominales, que permite crear una suave resistencia al movimiento del diafragma.

La exhalación en el Vinyasa

Los movimientos de contracción de la parte anterior del cuerpo se realizan exhalando (langhana). Durante la espiración, mediante el estrechamiento parcial en parte alta de la garganta, creamos una ligera resistencia al flujo del aire, para que salga lenta y suavemente. Sostenemos la exhalación mediante el cultivo de los Bandhas inferiores, soltándolos poco a poco hacia el final de la exhalación.

 

Practicar Ujjayi Pranayama sentado

Siéntate en una postura de meditación con la espalda lo mas erguida posible, los ojos cerrados y baja la cabeza llevando la barbilla cerca de la parte alta del esternón, aplicando Jalandhara Bandha en la postura sentada,  sin encorvar la columna.

  • Toma una lenta profunda y uniforme inhalación a través de las fosas nasales, tirando hacia arriba de parte inferior del abdomen y llenando bien el pecho hasta las clavículas. El roce del aire se siente en la bóveda del paladar, produciendo un sibilante sonido (sa). Este sonido debe ser audible. Estira bien la columna y el tronco hacia arriba, no fuerces los pulmones.
  • Espira lenta, profunda y uniformemente sin dejar que el abdomen se acorte, soltando poco a poco el aire hasta vaciar por completo los pulmones. Deja que la respiración disminuya gradualmente. El paso del aire durante la espiración se siente en la bóveda del paladar, produciendo un sonido aspirado (ha). Mantén la sutil extensión del tronco.

 

La importancia de la respiración

La calidad de nuestra respiración durante Asana y Vinyasa, refleja directamente la calidad de nuestra práctica. En la práctica de Yoga, la respiración puede ayudarnos a encontrar la onda de esfuerzo sin esfuerzo y cultivar una calma alerta gracias a una respiración apacible, suave, rítmica y vital. En mi artículo La Ciencia de la Respiración en el Yoga, se detallan las bases de la respiración esencial.

Espero que este artículo te haya resultado aclarador, si es así, gracias por compartirlo en tus redes con otros amigos del yoga y a quien creas les pueda interesar. Si deseas estar al día de estos artículos y de otros contenidos destacados te animo a suscribirte a mi newsletter aquí abajo, para que no te pierdas ninguna de mis publicaciones regulares.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Si continúas navegando aceptas su uso y también nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest