En las prácticas de yoga vinyasa accedemos a éste estado espontáneamente a través del movimiento, la respiración y la implicación total de la conciencia. Te cuento como…

Éste tipo de experiencia a las que se accede con las prácticas de Vinyasa Yoga se conoce también como experiencia de flujo o fluidez. Proviene de un concepto que se ha convertido en uno de los soportes de la Psicología positiva y en el estudio de la felicidad. El creador de la “teoría de flow” ha sido Mihaly Csikszentmihalyi, doctor en psicología que ha realizado múltiples investigaciones acerca de la creatividad y la felicidad a largo de muchos años.

En su libro Fluir (Flow), Mihaly expone ampliamente, como éstos estados de profunda satisfacción y creatividad, se relacionan directamente con la fluidez a la que nos entregamos, cuando estamos realmente comprometidos en una actividad que tiene significado para nosotros.

El estado de Flow, del que te quiero hablar, se caracteriza por una implicación total en la actividad que estamos realizando, sin importarnos nada mas, mientras mantenemos un grado de concentración absoluto. Éste tipo de experiencia ocurre espontáneamente y cuando se produce, se pierde la noción del tiempo y del yo. Se experimenta una unión de la conciencia y la acción. Ocurre cuando las capacidades y habilidades con las que contamos, se encuentran en equilibrio con los retos y desafíos que nos presenta la actividad que estamos haciendo.

El estado de Flow en la práctica del Vinyasa Yoga

 

Sí, ciertamente, esta experiencia de fluidez, siento que es mas accesible mediante las prácticas de Yoga estilo Vinyasa. Éstas reúnen varias características que hacen posible entrar en una concentración intensa, a través de la actividad física, el movimiento del cuerpo, la respiración y la creatividad.

Hace muchos años que alimento mi búsqueda por conocer y profundizar en el Yoga Flow Vinyasa que practico y enseño con pasión y vocación en mis clases. Se trata de una práctica intensa y transformadora. Verdaderamente es una meditación que invita a despertar nuestro potencial. Además, la experiencia es muy enriquecedora cuando desarrollamos ésta práctica en las sesiones de yoga colectivas.

Recuerdo cuando al inicio de mi andanzas en el camino del yoga conocí la práctica de Surya Namaskar o los tradicionales Saludos al Sol.  Éstos resultan una pieza fundamental en las escuelas del yoga clásico, con las que se suele comenzar la sádhana de prácticas. Practicando las diez o doce vueltas en clase, sentía como ésta secuencia de posturas enlazada con la respiración, me conectaba de una manera muy especial, llevándome a moverme en cierto modo semejando una danza.

Con el paso de los años, estamos viendo como éstas prácticas evolucionan en interesantes propuestas y en efecto, esa danza del movimiento con la respiración, unido a las secuencias y la progresión de posturas que realizamos en Vinyasa Flow, ofrece muchas posibilidades a la creatividad.

Flow en las sesiones de Yoga compartidas

 

El Vinyasa Flow es una práctica para conectarse internamente y además una experiencia muy enriquecedora cuando la desarrollamos y compartimos en nuestras sesiones de yoga colectivas. En ésta disciplina cobra vital importancia el papel de la respiración.

Cuando estamos fluyendo, la respiración evoca el sonido del océano, y los movimientos con los que unimos las asanas ofrecen amplias posibilidades a la creatividad. Este Flow colectivo nos une en una misma pulsación, respirando al unísono, moviéndonos con armonía y a un mismo tempo.

Sentimos en el cuerpo la fuerza de la vida, los movimiento del prana (energía vital), las dimensiones de lo físico y lo energético, en una conciencia que fluye momento a momento en el presente continuo de nuestra experiencia. Allí donde siento que mas nos puede transformar ésta práctica de yoga, es en nuestra capacidad de dejarnos fluir con la vida en sus movimientos constantes de cambio, renovación y disolución.

Entramos en el flujo y surcamos las olas de nuestra respiración, en la conciencia de que la vida pulsa continuamente. Somos respirados por la vida y celebramos la dicha de poder experimentar éste universo de multiplicidad.

Para entrar en el Flow durante la sesión de Vinyasa Yoga necesitas:

 

  • Motivación. Realmente te tiene que interesar esta práctica para explorarla y necesitas mantener la curiosidad para poder disfrutarla y sentirla.
  • Reto. Encuentra el equilibrio entre la dificultad y el reto con y tu propia habilidad y capacidades. De ésta forma, para que no te aburrirás ni supone un sobreesfuerzo y puedes fluir con facilidad durante el desarrollo de ésta actividad.
  • Tiempo y espacio para cultivarte en ésta disciplina. Evitar las distracciones e interrupciones.
  • Concentración. Sostén la atención tanto tiempo como puedas durante el desarrollo de la práctica. Escucha tu respiración siente tu cuerpo, percibe tu espacio.
  • Entrega. Lo realmente importante es disfrutar de lo que estás haciendo en el presente, entregándote al proceso y olvidando los resultados, que pueden ser sin duda muy satisfactorios a posteriori.

¿Has experimentado alguna vez el estado de Flow?

La experiencia de flow está muy relacionada con los pintores y desarrolladores de distintas disciplinas artísticas, pero también se puede entrar en flow con cualquier actividad creativa en la que logras un estado de profunda concentración y absorción. ¿Y tu, has experimentado alguna vez el estado de Flow?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest