Hoy hablaremos de Asana, un aspecto fundamental de la Sádhana de Yoga al que cada vez mas personas se suman en las miles de clases que hoy en día podemos encontrar a lo largo y ancho del planeta.

La mayoría de nosotros intuye o sabe que Yoga no es simplemente hacer algunas posturas, pero al observar la gran expansión que ha tenido esta disciplina en los últimos sesenta años, a veces surge la cuestión de por qué el Hatha Yoga se ha popularizado principalmente por la practica de Asanas.

En este momento de la historia, Asana es quizá el aspecto del yoga que mas necesitamos, debido a nuestro estilo de vida moderno y sedentario. Desde luego puede ser un buen punto de partida para adentrarse en este honda disciplina que nos aporta bienestar, salud y equilibrio físico y mental.

 

Las Asanas de Yoga

El Yoga que se practicaba hace miles de años, en sus orígenes, ha sobrevivido la prueba del tiempo, gracias a su capacidad para adaptarse y evolucionar hasta el momento actual. Personalmente siento que las Asanas de Yoga, así como el Pranayama son un valioso legado y una herramienta maravillosa que nos ha sido dada, y su conquista y perfeccionamiento lleva toda una vida de dedicación. Gracias a los maestros indios que en el siglo pasado trabajaron con esa entrega y dedicación para recuperar este legado, es que hoy conocemos un poco mas sobre las bondades de la práctica postural del Yoga.

Uno de los referentes en sistematizar las asanas, así como en refinar sus principios en cuanto al alineamiento ha sido BKS Iyengar, cuya aportación es indiscutible. La labor incansable de tan buenos maestros la iremos conociendo en una futura sección del blog dedicada exclusivamente a ellos.

La tradición cuenta que el señor Shiva trajo 84.000 posturas, de las cuales 84 Asanas son las mas importantes. Diferentes fuentes nos presentan otras versiones en las cifras, siendo el asana sentado de meditación, la mas importante en el yoga primigenio. En los clásicos Yoga Sutras, Patanjali nos presenta el Ashtanga Yoga o los ocho miembro del Yoga, colocando Asana como el tercer miembro, después de los Yamas y Niyamas (principios éticos y morales).

Actualmente la cultura del Asana continúa evolucionando a medida que progresa el conocimiento de la anatomía, fisiología y biomecánica entre otras cosas, aportando una base mas científica a este fascinante aspecto de la disciplina milenaria del Yoga.

Yo tenía ganas de abordar este tema y transmitiros un poquito de lo que he descubierto a lo largo de mi trayectoria enseñando, y como constante aprendiz que soy en la Ciencia y el Arte de Yoga. Hoy vamos a acercarnos a un tema que está muy presente en mis clases y que tiene que ver con las sutilidades del alineamiento en el asana.

 

Que diferencia la postura del Asana

Practicar un Asana requiere de numerosas y complejas acciones en nuestro sistema musculoesquelético, para que cada parte del cuerpo ocupe su lugar dentro de la forma externa de una postura. Se trata de un proceso que genera movilidad en huesos y articulaciones y longitud en los músculos, así como apertura y espacio en la estructura y fisiología de nuestros cuerpos. Mediante la práctica reiterada, volvemos a poner disponibles diferentes funciones para restablecer el equilibrio e integridad del organismo.

Lo fundamental a ejecutar un Asana es despertar la conciencia a lo que está sucediendo dentro de las postura, y para sostenerla en el tiempo con gracia y facilidad, necesitamos alcanzar la estabilidad estructural, mediante sutiles ajustes musculares que se desarrollan a través de la constante repetición de las asanas. La práctica de Hatha Yoga se fundamenta en repetir las posturas una y otra vez, estableciendo poco a poco, las conexiones neuronales entre cerebro y músculo y entre músculo y cerebro. Esto es una parte del trabajo de alineamiento que realizamos con las Asanas de Yoga.

Al practicar nuestras asanas desarrollando un buen alineamiento biomecánico, aparece la estabilidad sin esfuerzo y una serena atención que dependen de la capacidad de los músculos para calibrarse y estabilizarse en todo el cuerpo. Todos los ajustes que ocurren de manera natural dentro de un asana, seamos conscientes de ello o no, permiten alargar, fortalecer despertar y descansar la musculatura, liberándose de tensiones, para alcanzar un equilibrio óptimo y una salud radiante en el organismo.

Cuando el alineamiento adecuado transforma la postura en el Asana de Yoga, se despierta la inteligencia profunda que hay en cada una de las células. Esta inteligencia intrínseca poco a poco nos permite ir ajustando con mas sutileza y precisión en el Asana, desarrollando nuevos patrones energéticos en la mente y en el cuerpo. Realizamos así las posturas con menos esfuerzo, encontrando un equilibrio entre la forma externa y la acción interna.

Para sostener Asana, cada parte del cuerpo debe ocupar sus lugar y asumir sus funciones. Trabajando con precisión en el alineamiento adecuado, se desarrolla una atención firme a lo largo de todo el asana, así como en las transiciones entre una postura y otra. Esto es lo que distingue la práctica de las posturas de Yoga de cualquier otra disciplina física.

 

El alineamiento estructural y energético en Asana

Realizar una postura de yoga nos mueve a superar nuestras limitaciones mentales y físicas. Para ello necesitamos disciplina y fuerza de voluntad, para resistir la tendencia de la mente a distraerse, y del cuerpo a colapsar. Por eso cuando las asanas se practican con regularidad, el cuerpo y la mente se vuelven mas fuertes y centrados.

Para cada posición de yoga que adoptamos, existe un alineamiento muy preciso que requiere que establezcamos todo el repertorio de ajustes musculares que son necesarios en el asana, aportando vida y conciencia a las células y músculos que normalmente están aletargados. Seamos conscientes de ello o no, el organismo humano y cada una de sus partes se halla en un flujo continuo. Por tanto, el alineamiento en Asana, también tiene que ver con la circulación de los fluidos internos, como la sangre o la linfa y sobre todo con el flujo de las energías vitales que en al anatomía sutil del yoga llamamos los Prana Vayus:

  • prana: La dirección de su movimiento es hacia arriba.
  • apana: Su movimiento es hacia abajo.
  • samana: Su energía se mueve hacia el núcleo central en el cuerpo.
  • udana:  Se mueve hacia arriba y afuera a través de la boca.
  • vyana: impregna todo el cuerpo, haciendo la función de integrador y coordinador de los demás vayus.

Además, el alineamiento correcto en el asana, supone armonizar lineas opuestas de fuerza a lo largo y ancho de todo el cuerpo. Para cada acción que establecemos en una dirección, debe existir una acción equilibradora y complementaria en dirección opuesta: enraizar para crecer, sujetar para expandir, resistir para alargar y abrir, etc…son los opuestos complementarios que están presentes en Asana, acercándonos a esa experiencia de integración que llamamos Yoga.

 

Las asanas de Yoga por grupos

En mi artículo Los Beneficios de las Asanas de Yoga te cuento con mas detalle las diferentes familias de asanas que existen, y algunos de sus beneficios mas importantes. En una sesión de yoga completa, buscamos cultivar la estabilidad y la movilidad a través de:

  • Posturas de Pie
  • Flexiones hacia atrás
  • Torsiones
  • Posturas sentadas
  • Flexiones hacia delante
  • Posturas invertidas

El diferente repertorio de las asanas de yoga se ha ido desarrollando a lo largo de los siglos para ejercitar cada músculo, cada nervio y glándula del organismo, asegurando un buen físico y manteniendo el cuerpo libre de enfermedades.

“El yogi conquista el cuerpo por la práctica de asanas, haciendo de él un vehículo adecuado para el espíritu.”

BKS Iyengar

 

Asana es una experiencia en el momento presente

La práctica de asana es cada día una experiencia de investigación y autoconocimiento. En palabras de BKS Iyengar que practicó las asanas hasta los 95 años:

“Soy un principiante en el Yoga, a partir del punto donde dejé mi práctica ayer. No traigo las posturas de ayer a mi práctica de hoy. Conozco las posturas de ayer, pero al practicar hoy me vuelvo un principiante. No quiero la experiencia de ayer. Prefiero ver que nueva comprensión puede venir a añadirse a lo que he sentido hasta el momento…”

El Arbol del Yoga

BKS Iyengar

La sutileza con la que se puede trabajar la postura de yoga no tiene límites, y su refinamiento le confiere al asana, esa elegancia y relajada facilidad de la cual hemos hablado. Personalmente esto es lo que considero expresa realmente el nivel de avance y profundidad que se tiene en la práctica de Asana. Se pueden realizar posturas básicas con la elegancia y refinamiento de un practicante avanzado, como se pueden realizas asanas profundas de yoga únicamente desde la forma externa. Este tema que tanto me interesa trato de tenerlo muy presente en mis clases y os lo he expuesto aquí a grandes rasgos. Ahondaremos poco a poco en ello.

Espero que este post haya resultado de tu interés. Para mi ha sido un placer contarte un poco acerca de Asana, toda una ciencia y arte no deja de sorprenderme. Si te ha gustado este artículo, puedes compartirlo en tus redes, con otros amigos del yoga a quien les pueda interesar. Y si deseas estar al día de estos artículos y otros contenidos destacados, te invito a suscribirte a mi newsletter aquí abajo, para que no te pierdas ninguno de mis posts, semanalmente en tu buzón.

 

Namasté

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Si continúas navegando aceptas su uso y también nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest