La semana pasada hicimos un introducción al Ayurveda, la medicina tradicional de la India, viendo su interesante enfoque sobre la alimentación, en el artículo de La Dieta Ayurveda de los 6 Sabores. Una de las bases de éste antiguo sistema de la salud son los 3 Doshas, o tipos de constitución pisco-física, que gobiernan todas las funciones del organismo y de la mente. En este artículo vamos a ver que son los Doshas, también conocidos como los aires o humores vitales y como equilibrarlos para y alcanzar la salud y la longevidad que busca el Yoga y el Ayurveda.

 

Las tres Doshas: Vata, Pitta y Kapha

Los tres Doshas están presentes en todos los organismos y determinan la estructura física y el temperamento de cada persona, y su equilibrio o desequilibrio, provocan efectos sobre nuestra salud, ya que las doshas gobiernan las diferentes funciones de nuestro cuerpo:

  • VATA: sistema nervioso, sistema respiratorio, sistema digestivo, colon, vejiga, nervios, músculos, huesos, tacto y oído.
  • PITTA: metabolismo, digestión, agudeza de pensamiento, sangre, calidad de la piel.
  • KAPHA: tejidos, articulaciones, cabeza, cuello, pecho, brazos, grasa, gusto y olfato.

Cada persona tiene una constitución determinada dependiendo de la predominancia de estas Doshas en el momento de su nacimiento. Conocer con exactitud nuestra constitución o prakriti (naturaleza) sólo es posible a través del arte del nadivigyam, o lectura del pulso que puede realizarte un médico ayurvédico experimentado. Sin embargo podemos intuir cual es nuestra dosha predominante y determinar a grandes rasgos nuestra constitución conociendo las características de cada una de ellas.

 

Constitución y características de cada Dosha

 

Kapha

  • Constitución: fuerte, dificultad para perder peso.
  • Piel: grasa, húmeda,suave.
  • Pelo: grueso, graso, oscuro.
  • Clima: aversión al frío y a la humedad.
  • Apetito: bueno. le gusta comer, pero puede saltarse comidas con facilidad.
  • Digestión: lenta.
  • Sed: raramente sediento.
  • Funcionamiento intestinal: regular.
  • Sueño: pesado, tendencia a dormir mucho.
  • Enfermedades frecuentes: retención de líquidos, mucosidad.
  • Actividad mental: sereno, estable, tranquilo. No cambia de ideas con facilidad.
  • Memoria: buena a largo plazo.
  • Reacción al estrés: estable, no se altera con facilidad.
  • Movimientos: lentos y regulares.
  • Carácter y estados de ánimo: sereno, dulce, afectuoso.

Pitta

  • Constitución: media.
  • Piel: suave, rojiza.
  • Pelo: fino, rojizo, prematuramente cano o calvo.
  • Clima: aversión al calor.
  • Apetito: intenso. Se irrita si no come cuando tiene hambre.
  • Digestión: muy buena.
  • Sed: mucha sed.
  • Funcionamiento intestinal: fácil y regular. Tendencia a las diarrea.
  • Sueño: normalmente bueno.
  • Enfermedades frecuentes: fiebre, inflamaciones.
  • Actividad mental: intelecto agudo, eficiente, decidido. Apasionado en la expresión de sus ideas. Buen líder.
  • Memoria: buena en general.
  • Reacción al estrés: se enfada rápido, crítico, irritable.
  • Movimientos: exactos, seguros.
  • Carácter y estados de ánimo: firme, enérgico, pasional, impaciente.

Vata

  • Constitución: ligera, con dificultad para aumentar de peso.
  • Piel: de tendencia ala sequedad y aspereza.
  • Pelo: seco.
  • Clima: aversión al frío.
  • Apetito: irregular, puede comer gran cantidad.
  • Digestión: irregular.
  • Sed: variable.
  • Funcionamiento intestinal: irregular, tendencia al estreñimiento.
  • Sueño: ligero.
  • Enfermedades frecuentes: desequilibrios nerviosos, gases, estreñimiento.
  • Actividad mental: despierto, mente activa, rápida, creativa. Cambia de ideas con facilidad. Hablador.
  • Memoria: aprende y olvida rápidamente.
  • Reacción al estrés: se altera rápido.
  • Movimientos: rápidos.
  • Carácter y estados de ánimo: cambiante, entusiasta, con tendencia a preocuparse.

 

Síntomas de desequilibrio de los Doshas

Nuestros hábitos de vida y de alimentación, ritmo y tiempos de descanso pueden agravar o disminuir las doshas en el organismo, alterando sus funciones. Algunas características del desequilibrio de las doshas son:

Vata desequilibrado:

  • preocupación, ansiedad
  • falta de concentración mental
  • insomnio
  • estreñimiento
  • piel seca, labios agrietados
  • gases intestinales
  • delgadez

Pitta desequilibrado:

  • Irritabilidad, impaciencia
  • calores repentinos
  • hambre o sed excesivas
  • mal aliento
  • úlceras
  • olor corporal ácido

Kapha en desequilibrio:

  • embotamiento, somnolencia, pereza
  • débil energía digestiva
  • resfriados frecuentes
  • congestión, alergias, asma
  • aumento de peso
  • retención de líquido

 

Yoga y Ayurveda para equilibrar las Doshas

El Yoga y el Ayurveda son sistemas de autoconocimiento muy amplios que hunden sus orígenes en los Vedas, fuentes antiquísimas del saber espiritual que se remontan a 5000 años atrás. En el Yoga se reconoce la importancia de la práctica sistemática y regular de asanas y pranayama para equilibrar los doshas y mantener la salud del organismo. El propósito del Ayurveda es establecer una conexión viva entre la conciencia y la materia, creando equilibrio entre los Doshas, para lograr una salud perfecta. Ofrece tratamientos como el masaje y unas pautas para regular el organismo en los diferentes ciclos estacionales. El dinacharyarutina diaria es muy importante para el ayurveda en la cual los tiempos de descanso, el Yoga y la alimentación juegan un papel esencial. Profundizaremos en estos temas en posteriores artículos aquí en el blog. Las asanas de Yoga actúan sobre las doshas y en líneas generales se sabe que:

  • Las posturas de inversión y flexiones hacia atrás de la columna, ayudan a expulsar el exceso de Kapha, en la parte superior del cuerpo.
  • Las asanas invertidas, posturas supinas, flexiones hacia delante y torsiones ayudan a regular el exceso de Pitta.
  • Las posturas invertidas, posturas supinas y flexiones hacia delante ayudan a equilibrar el Vata dosha.

El punto de vista de la nutrición ayurvédica para equilibrar las tres doshas:

  • Vata: se equilibra con comidas calientes, pesadas y untuosas. Evitar las comidas frías, secas y ligeras. Elegir sabores dulces, agrios y salados. Reducir las comidas con muchas especias, amargas y astringentes.
  • Pitta: se equilibra con comidas frías y caldosas, evitando las comidas muy calientes. Elegir alimentos con sabor dulce, amargo y astrigente. Evitar comidas que generan calor como las picantes, saladas o ácidas.
  • Kapha: Se equilibra con comidas ligeras, calientes y mas bien secas. Reducir las comidas pesadas, aceitosas o frías. Elegir los sabores picantes, amargos y astringentes y reducir los sabores dulces, salados y ácidos.

Las seis rasas o sabores del ayurveda no son literalmente los sabores que generalmente conocemos. Habla mas bien de la cualidad energética de cada sabor, y de como el organismo la asimila.

 

Sabiduría ancestral para armonizarse y reconectar

Gracias a estos conocimientos que nos han sido transmitidos desde tiempos remotos, podemos trabajar para lograr un estado óptimo de salud y recuperar el equilibrio, armonizarnos con los ciclos de la naturaleza, y avanzar como seres humanos en nuestra búsqueda de la plenitud y felicidad. Estos son los propósitos de ambas ciencias hermanas que son el Yoga y el Ayurveda. Poco a poco aprenderás mas sobre ello.

 

¿Cual es tu Dosha predominante?

Quizá ya puedes hacerte una idea del tipo de constitución que tienes, y de que dosha tiene tendencia en tu cuerpo a desequilibrarse. En el artículo sobre La Dieta Ayurveda de los 6 Sabores encuentras algunas claves interesantes para equilibrar los doshas mediante la alimentación. Siempre pienso que el Ayurveda es una ciencia que lleva toda una vida de aprendizaje y estudio. Yo me adentré un poquito en este apasionante mundo hace mas de diez años, y considero un asignatura pendiente que dedicaré mas adelante en profundizar.  Aquí tienes un par de recomendaciones especiales si te apetece conocer un poco mas:

  • “El Yoga y la Salud”, de Mira Mehta, un libro muy recomendable.
  • La película “Ayurveda, el Arte de Vivir”, precioso documental para entender y profundizar.

Si te ha gustado este artículo, puedes compartirlo con otros amigos del yoga a quien les pueda interesar. Y si deseas estar al día de estos artículos y otros contenidos destacados en tu bandeja de entrada,  te animo a suscribirte a mi newsletter aquí abajo. ¡Hasta el próximo post!

 

Namasté

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Si continúas navegando aceptas su uso y también nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest