Te presento la primera parte de un artículo que trata de un tema por el que la mayor parte de la gente se aproxima a la práctica de yoga. Hablamos de los Beneficios de esta disciplina milenaria, y vamos a ir explorando como La Sádhana de Yoga y su rutina de técnicas, ofrece un enorme beneficio para a la salud integral.

La salud es un estado del ser en el que todas las funciones internas están en equilibrio bajo el inteligente control de la mente. El valioso repertorio de prácticas del yoga permite al organismo alcanzar sus máximas posibilidades funcionales, anatómicas y fisiológicas. Las asanas, el pranayama y la meditación son el sustrato que hace florecer todos los demás aspectos del yoga, para que el cuerpo, la mente y el alma alcancen un estado de integración. Aquí tienes el indice completo de artículos:

 

Los beneficios del Yoga para el sistema músculo-esquelético

Tal como vimos en el artículo sobre la Hondura de Asana, la semana pasada, el trabajo muscular que realizamos con las asanas de yoga, permite desarrollar la flexibilidad, la fuerza y la resistencia de manera una manera equilibrada, segura y gradual. Mediante la práctica repetida y constante de las posturas de yoga, el cuerpo se tonifica y libera de los patrones de tensión, inundándose de vitalidad y energía.

Cada asana estimula una red diferente de células en músculos, tendones y ligamentos. En una sesión de yoga las articulaciones son llevadas a una gama completa de movimientos que descomprimen y nutren el cartílago articular, además de reestablecer la correcta alineación de los huesos. El incremento de la irrigación sanguínea que reciben los huesos mediante las práctica postural, favorece la mineralización ósea y pone freno a procesos degenerativos de descalcificación como osteoporosis o enfermedades como la artrosis.

Cada área de rigidez en músculos y articulaciones restringe nuestra libertad para el movimiento. El trabajo sistemático que realizamos con las asanas de yoga, permite retirar capa por capa la armadura de tensión con la que se han recubierto las fibras musculares, las venas, capilares y conexiones nerviosas. Estas tensiones no sólo limitan nuestra sensibilidad física, sino nuestra capacidad de respuesta muscular. El estiramiento presente en cada postura de yoga, incrementa la eficacia de las fibras musculares y asegura una posición correcta. Como consecuencia el organismo se armoniza y renueva, gracias al reajuste y revitalización que obtenemos tras una sesión completa de asanas.

 

Beneficios del yoga en el sistema circulatorio

Con la práctica de las asanas la circulación sanguínea llega a todas partes del cuerpo. Los músculos, las articulaciones, los órganos internos, el tejido conjuntivo y la piel permanecen irrigados por un continuo flujo de sangre fresca, lo cual no sólo aporta nutrientes a las células, sino que ayuda a purificarlas de residuos tóxicos.

Los Beneficios de las Posturas de Yoga en la circulación varían de acuerdo a los diferentes grupos de posturas. Por lo general desarrollando una buena rutina de asanas, todos los vasos sanguíneos se ejercitan regularmente. En las posturas de pie se presionan y estimulan. Cuando practicamos posturas supinas y pronas descansan, y con las asanas invertidas se descomprimen y expanden, en armonía con la fuerza de la gravedad. Estas asanas invertidas personalmente las considero la medicina del yoga. Realizando la Postura sobre los Hombros (Sarvangasana) y la Postura sobre la Cabeza (Sirsasana) unos 5 o 10 minutos al día, los diferentes tejidos del organismo se irrigan y reponen con nutrientes, previniendo la degeneración. Unos tejidos bien nutridos funcionan eficientemente y cada una de las nuevas células que reemplazan a las muertas, conservan el vigor de la juventud.

 

Beneficios del Yoga para el corazón

Las asanas de yoga dan espacio al corazón aliviando la presión y el dolor, incluso donde exista el problema adicional de engrosamiento de las arterias, debido a una dieta y estilo de vida sedentario. Cuando realizamos una sesión de asanas y vinyasas, así como con las secuencias del Saludo al Sol, aumenta el bombeo y la acción cardio-vascular de una manera no irritante para el sistema.

Con la práctica de las posturas erguidas y las flexiones hacia atrás, el músculo cardíaco se fortalece y se libera de la presión de las estructuras que le rodean. Además otras asanas como Adho Mukha Svanasana (perro boca abajo) y Paschimottanasa (la pinza) proporcionan calma y alivio al corazón. El alineamiento que desarrollamos en la práctica postural de yoga nos permite fortalecer la columna dorsal con el fin de sostener el esternón en una posición elevada. Al alargar la columna vertebral y levantar la caja torácica evitamos que se estreche la región del corazón.

 

Beneficios de Yoga para la espalda

 

 

Se dice que una columna sana y flexible es la fuente de la juventud. Fundamentalmente la práctica de las posturas de yoga se centra en el trabajo de la columna vertebral, que es el eje principal de la armadura del esqueleto y de todo el organismo. El deterioro o la degeneración de las vértebras no sólo es debilitante, sino que se corre el riesgo de dañar los nervios. El sistema nervioso central que está profundamente arraigado a la médula espinal, inerva cada una de las vísceras y órganos internos que aseguran su buen funcionamiento.

Las desviaciones laterales de la columna vertebral (escoliosis) así como la pérdida o exageración de sus curvas naturales (lordosis, cifosis) generan poco a poco un desequilibrio que puede afectar incluso al funcionamiento óptimo de los órganos internos. Por eso tras un periodo de práctica constante y regular de yoga, los alumnos experimentan a veces una mejoría en trastornos digestivos como el estreñimiento. Hablamos detalladamente de esto en Los Beneficios del Yoga (Parte 3).

Las malas posiciones corporales afectan negativamente a la estructura de la columna vertebral, descompensando la compleja red de músculos y tendones que la sostienen erguida. Y la falta de movilidad, debido a escasos hábitos de ejercicio, hace que la musculatura se acorte y debilite, llevando una presión indebida a los discos que amortiguan el movimiento entre las vértebras.

Como ya he comentado, el trabajo con las posturas de yoga está principalmente enfocado en la espalda, y va a consistir primeramente en alargar y crear espacio entre las vértebras, permitiendo descomprimir las raíces nerviosas y liberar la presión en los discos intervertebrales. Seguidamente buscamos recuperar la curvatura de la columna mediante un trabajo concienzudo de alineamiento, que contrarreste cualquier rectificación causada por los malos hábitos posturales.

Los diferentes movimientos que nos plantean las maravillosas asanas de yoga (flexión hacia delante y hacia atrás, torsión, inclinación lateral etc…) procuran un estiramiento completo que fortalece la musculatura grande y pequeña de la espalda e incide sobre los discos intervertebrales, aumentando su hidratación y deteniendo la progresiva degeneración. Además, los ligamentos que unen una vértebra con otra también se ven beneficiados, mejorando así la alineación de la columna vertebral. En definitiva, la práctica constante de las asanas de yoga, mantiene la espalda fuerte y relajada.

 

 

La disciplina de yoga para despertar un estado de salud radiante

La práctica constante y sistemática de las asanas de yoga puede corregir desequilibrios estructurales, gracias a su profunda y refinada labor de alineamiento. Si te interesa comprender un poco mas sobre este tema, no te pierdas mi artículo sobre Las Posturas de Yoga y sus Beneficios, así como La Hondura de Asana.

La disciplina del yoga también puede aliviar disfunciones fisiológicas y resulta extraordinariamente eficaz en el mantenimiento de la salud y la prevención de la enfermedad. Ahondamos en el tema en las siguientes entregas de esta serie de artículos, donde vamos a ver que nos ofrecen las técnicas de yoga en relación al sistema respiratorio, el sistema nervioso y el glandular etc…. ¡No te lo pierdas!

Espero que este post haya resultado de tu interés. Para mi ha sido un placer contarte un poco acerca de Asana, toda una ciencia y arte no deja de sorprenderme. Y como siempre, si te ha gustado este artículo, puedes compartirlo en tus redes, con otros amigos del yoga a quien les pueda interesar. Y si deseas estar al día de estos artículos y otros contenidos destacados te animo a suscribirte a mi newsletter aquí abajo, para que no te pierdas ninguno de mis posts y contenidos destacados.

 

Namasté

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Si continúas navegando aceptas su uso y también nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest