“Al emplear la respiración como arnés, el vinyasa yoga combina el cuerpo y la mente y así se crea el yoga de la unión.”

Srivatsa Ramaswami

Que es Vinyasa Yoga

El libro La Obra completa sobre el Vinyasa Yoga describe ésta disciplina como: “un método completo para el desarrollo físico y espiritual. Se trata de un enfoque único en el yoga, que integra las funciones de la mente, el cuerpo y la respiración para transformar completamente la calidad de nuestra vida interior.

Éste sistema de yoga se caracteriza principalmente por la sincronización de la respiración con el movimiento del cuerpo. Cada una de las importantes asanas (posturas) de yoga se practica con diferentes y elaborados vinyasas (variaciones y movimientos) y cada postura está unida a la siguiente a través de una sucesión de movimientos de transición sincronizados mediante la respiración. “La mente sigue atentamente la lenta, suave y controlada respiración ujjayi, y la unión del cuerpo y la mente tiene lugar con el acto de la respiración como arnés.”

Orígenes del Vinyasa Yoga

Krishnamacharya vinyasa yogaEl legendario yogi T. Krishnamacharya volvió a poner éste método en uso y le devolvió su importancia a principios del siglo XX. Éste gran maestro y padre del yoga moderno escribió un librito llamado “Yoga Makaranda” (La Miel del yoga) en la década de 1930, en el que explica el sistema del vinyasa krama yoga y describe algunas secuencias utilizando unos cien vinyasas.

Es imprescindible mencionar aquí que T. Krishnamacharia además del gurú de renombrados maestros (Pattabi Jois, BKS Iyengar, Desikachar, AG Mohan o Srivatsa Ramaswuami etc…), fue un gran buscador y erudito en diversas disciplinas, cuya contribución al yoga tal como lo conocemos hoy en día ha sido enorme. Viajó extensamente por la India colonial de su época en busca de un conocimiento que se estaba perdiendo, y en sus años de estudio con maestros y sabios de los himalayas hizo una gran labor de recuperación del yoga. Se dice también descubrió un manuscrito muy antigüo realizado sobre hojas de árbol, que contenía un documento muy antigüo: el “Yoga Korunta“. Éste texto, a través de sus versos describía un sistema completo de yoga, con cientos de posturas y sus vinyasas, que el maestro Krishnamacharya estudió detenidamente e incluyó dentro de su metodología.

Éste estilo de enseñanza ha llegado hasta nuestros días a través de las famosas series dinámicas del Ashtanga Vinyasa Yoga, o las secuencias del Viniyoga adaptadas a cualquier condición física, y la metodología de Yoga Vinyasa Krama con su progresión de posturas, así como los estilos de yoga mas modernos que se practican en occidente, como el Vinyasa Flow o el Power Yoga entre otros.

Cómo practicar Vinyasa Yoga

La palabra Vinyasa se traduce habitualmente como “ir por pasos” o “progresión paso a paso”, o “ir a través de”. Vinyasa lo define externamente el movimiento del cuerpo, e internamente el movimiento de la respiración, conectando cada postura con la siguiente con una respiración lenta, suave y fluída. Vinyasa debe realizarse con lentitud, observando conscientemente cada movimiento y respiración y manteniendo la concentración en el momento presente.

La respiración

Al practicar las asanas de yoga la respiración debe ser suave y prolongada. Los movimientos en vinyasa yoga son lentos y fluidos, y uno tiene que ralentizar también su propio ritmo respiratorio.

Al entrar en un asanainicia primero la respiración y muévete después, y al terminar el movimiento debes seguir respirando un poco mas aún, de dos o tres segundos mas. De ésta manera, al empezar a respirar antes de movernos, no nos movemos reteniendo la respiración (lo cual crea un conflicto entre la respiración y el movimiento)

Utiliza la respiración para maximizar los beneficios de los movimientos. La inspiración acompaña los movimientos de expansión y apertura (brahmana) o de flexión hacia atrás (por lo general), y la espiración acompaña los movimientos de contracción, reduccion (langhana) o de flexión hacia delante.

Durante la práctica de debe realizar una respiración Ujjayi, suave y sonora, para facilitar el control de la respiración. Si al hacer varios vinyasas el practicante se siente agitado o se queda sin respiración, tiene que descansar uno o dos minutos, es recomendable hacerlo en balasana o tadasana, en incluso en adho mukha svanasana.

Concentración de la mente

Es esencial que seas consciente constantemente del flujo de la respiración durante la práctica del vinyasa. Es mejor que te concentres en la respiración, que en los movimientos, porque la respiración tiene un patrón natural involuntario. Los patrones de movimiento pueden aprenderse con el tiempo, sin embargo, si inicias y finalizas el movimiento y la respiración simultáneamente, acabarás dejando que los movimientos dirijan el ritmo de tu ciclo respiratorio, en lugar de hacerlo por medio de la concentración, lo cual crea agitación y termina acelarándote y fatigándote. Recuerda alargar la respiración mas allá del movimiento.

La progresión de posturas (Vinyasa Krama)

En ésta metodología se hace hincapié en el krama o el orden y sucesión de las asanas (posturas) así como en las diferentes fases de evolución de una postura. Las secuencias pueden estar organizadas en torno a una familia de posturas o a una asana cumbre, buscando preparar el cuerpo para ir de las posturas mas fáciles a las versiones mas complejas, haciendo uso de las variaciones necesarias para poder adaptar la práctica a cada alumno. En este aspecto es esencial que el alumno sea responsable y guía de su personal progresión en las asanas y desarrolle el adecuado sentido del límite. Es grande la habilidad de aquel que sabe encontrar el equilibrio entre el reto y el cuidado del cuerpo en cada práctica, pues siempre es importante ser sensible a lo que el cuerpo necesita hoy, e ignorar si es necesario, las propuestas avanzadas, evitando así que el ego y la codicia gobiernen la práctica. En ese equilibrio dinámico surge la transformación del yoga, expresando libertad y belleza en cada práctica.

El uso de los bhandas

Uno de los aspectos mas sutiles de la práctica del Vinyasa Yoga son los bhandas, o ajustes internos de la musculatura involuntaria. También se los conoce como cierres energéticos que incrementan la corriente de nuestra energía vital (prana) y ejercen un efecto transformador en el sistema nervioso central y el cerebro. No es imprescindible introducir los bhandas al empezar con Vinyasa, pues la práctica se enfoca primeramente en desarrollar la habilidad de concentrar la atención en la respiración, como primera herramienta para aquietar y estabilizar la mente. Sin embargo poco a poco puedes explorar los bhandas los cuales ejercen una influencia estabilizadora en el esqueleto, la columna vertebral y los músculos voluntarios.

  • Jalandharabandha: cierre de la glotis, a nivel de la garganta que ralentiza la respiración y la hace mas audible.
  • Mulabandha: absorbe el suelo pélvico y el perineo hacia arriba y adentro, estabilizando el sacro y las piernas.
  • Uddyanabandha: estabiliza y alarga el abdomen y la columna vertebral, succionando el plexo solar (retraer el vientre) para elevar los pulmones ampliando así la región torácica.

 

La sensación de calor y el sudor

Vinyasa Yoga es una práctica que genera calor y por lo tanto sudor en el cuerpo, pero si se practica atentamente, acabará serenando la mente y aumentando nuestra salud y vitalidad. Uno de los estadios preliminares de las prácticas del Hatha Yoga tradicional, es la purificación del cuerpo de las impurezas físicas, para permitir que la energía vital (prana) circule sin bloqueos a través del cuerpo sutil. El sudor debería formar una capa protectora y aislante sobre la superficie del cuerpo. El excesivo sudor es signo de un esfuerzo desmedido o posiblemente un indicador de que nuestro estilo de alimentación genera demasiada toxicidad. Cabe recordar que acompañar la práctica de asanas con los principios de la alimentación energética y una dieta adecuada es fundamental para obtener resultados en el yoga.

 

Yoga Vinyasa, una metodología en auge

En este momento en el que vivimos una gran expansión del Yoga en todo el mundo, encontramos una creciente tendencia a las prácticas dinámicas de Yoga, como una forma de desarrollar movilidad, fuerza y equilibrio en nuestro estilo de vida cada vez mas sedentario. Buscar el adecuado espíritu de transmisión de esta disciplina es fundamental para que la experiencia con la practica sea realmente nutritiva y transformadora. Lleva mucho tiempo y maduración adentrarse en la Esencia del Vinyasa Yoga, y siento que enseñarlo es todo un arte y responsabilidad, para evitar que se convierta en una forma mas de fitness o disciplina para el mantenimiento físico.

Si te ha gustado este post y te apetece indagar un poco mas, te recomiendo mi artículo El Flow en el Vinyasa Yoga y tambien La Esencia del Vinyasa Yoga. Te animo a compartirlo en tus redes, con otros amigos del yoga a quien les pueda interesar. Y si deseas estar al día de estos artículos y otros contenidos destacados en tu bandeja de entrada, te animo a suscribirte a mi newsletter aquí abajo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Si continúas navegando aceptas su uso y también nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest