En el post de esta semana retomamos el tema de la alimentación como uno de los pilares fundamentales en la disciplina del Yoga. Estamos viendo aquí en el blog diferentes modelos de alimentación que son muy afines para la práctica de las asanas, el pranayama y la meditación, tres de los aspectos esenciales de nuestra disciplinan que sólo pueden prosperar cuando cuidamos además de la nutrición.

En mi artículo La alimentación en el Yoga y las 3 Gunas, veíamos la dieta yóguica tradicional, de acuerdo a las cualidades energéticas de los alimentos. Hoy nos acercamos a la macrobiótica, una interesante filosofía de la alimentación que nació en Japón en los años treinta del siglo pasado, y que se basa en la búsqueda del equilibrio físico, mental y emocional a través de la nutrición.

La macrobiótica es un arte vivir en el que la relación entre el hombre, su alimentación, su estilo de vida y el ambiente en el que vive son las claves en la búsqueda de la salud y la longevidad. Es una filosofía de la alimentación en la que se adaptaron diferentes tradiciones culinarias de extremo oriente, integrando además la medicina, la sabiduría y la espiritualidad del milenario continente.

 

Los principios de la Alimentación Macrobiótica

Uno de los fundamentos de la alimentación macrobiótica es el principio universal del Yin y el Yang, dos conceptos muy antiguos que tienen su origen en el taoísmo. El Yin y el Yang representan dos fuerzas antagonistas,aunque inseparables, que nos enseñan mucho sobre como funcionan todas las cosas en el Universo. En el organismo humano también confluyen ambas energías, y su desequilibrio conduce al malestar y a la enfermedad.

  • Yin: es expansivo, pasivo, receptivo y frío. Es la fuerza que dispersa y separa, y se mueve hacia arriba y hacia afuera.
  • Yang: es compacto, activo y caliente. Es la fuerza que contrae y consolida y se mueve hacia abajo y hacia el interior.

 

El Yin y el Yang en los alimentos

Con esta teoría universal podemos entender con mas facilidad como es la cualidad energética de los alimentos. Así como la alimentación basada en las Gunas encontramos tres aspectos o cualidades de la energía, en la macrobiótica los alimentos se dividen en alimentos Yin y en alimentos Yang. Su consumo debe equilibrarse para lograr el bienestar físico y mental.

Aquello que elegimos para comer, y el estilo de vida que llevamos, son los factores que influyen principalmente en nuestra salud y nuestro estado de bienestar. Dentro del mundo orgánico, lo vegetal es mas Yin, y lo animal es mas Yang.

  • Alimentos Yin: son alimentos cuya cualidad energética es fría, expansiva y dispersante.
  • Alimentos Yang: son alimentos cuya energía calienta, tonifica y contrae.

 

Aunque nada es completamente Yin o Yang, estas cualidades energéticas también están en los alimentos y en función de ello, producen determinados efectos a nivel mental, emocional y orgánico. Cuando consumismo alimentos extremadamente Yin o Yang es muy difícil alcanzar el equilibrio para gozar de una salud óptima. Cualquier cosa llevada al extremo se convierte en su opuesto, por ejemplo, el abuso de los alimentos yang, nos mantendrá oscilando hacia el extremo de los alimentos yin. Para obtener el equilibrio pues, abundarán alimentos que no sean ni demasiado Yin ni demasiado Yang.

 

La Pirámide Alimentaria de la Macrobiótica

Si alguna vez has ido a un restaurante macrobiótico habrás podido disfrutar de una plato muy completo con una buena variedad de sabores y colores. La macrobiótica propone una alimentación en la que los cereales integrales son la base. Las verduras, legumbres y pickles o verduras encurtidas también estás presentes en el plato cotidiano.

Los expertos en macrobiótica hacen autentica terapia a través de la alimentación tratando muchos trastornos y enfermedades crónicas. Para ello se adapta la pirámide de alimentación según la edad, el sexo, las condiciones físicas y el estado de salud de la persona. Además hay que tener en cuenta el tipo de trabajo y la actividad física que se desarrolla. Esta tabla presenta un modelo estándar, para personas que viven en climas templados.

 

Claves de la Nutrición Macrobiótica

  • En cada comida debe estar presente un plato base de cereales, que consumiremos preferiblemente en granos integrales. El arroz integral se considera el alimento mas equilibrado, pero pueden incorporarse una gran variedad de cereales como trigo, espelta, kamut, cebada, avena, centeno, mijo o maíz…
  • Las verduras representan un tercio de la alimentación diaria. Tomar una gran variedad de verduras, tanto raíces (zanahorias, rábanos etc..) como hojas verdes y verduras redondas. La macrobiótica recomienda reducir o suprimir verduras que son muy ácidas o de origen tropical como tomates, berenjenas, patatas, pimientos etc.
  • Las legumbres y alimentos proteicos deberían representar el 10% de la alimentación diaria.
  • Se pueden incluir fuentes de proteínas vegetales como el tofu, tempeh o seitán.
  • Las algas son una gran fuente de sales minerales a las que la macrobiótica concede un gran valor. Se pueden incluir una pequeña cantidad en sopas, guarniciones y legumbres.
  • La sopa de miso está muy presente a diario en cada comida, siendo una excelente manera de nutrir la flora intestinal gracias al proceso de fermentación que lleva este maravilloso condimento japonés.
  • Se recomiendan bebidas que no tengan efectos estimulantes ni contengan azúcares. El te bancha y kukicha son tisanas tradicionales en macrobiótica que nutren nuestro organismo, cuidan del intestino y nos mantienen despiertos sin ser estimulantes.
  • Los condimentos que se utilizan habitualmente en la comida son el gomasio (semillas de sésamo y sal marina molidas), la salsa de soja, el vinagre de arroz o de ciruela umeboshi así como aceites vegetales de primera presión en frío.
  • Incluir en la alimentación la toma de semillas de sésamo, girasol, pipas de calabaza y frutos secos que son una fuente de proteínas vegetales, grasas saludables y sales minerales.
  • La macrobiótica no aconseja tomar fruta fresca en cantidades elevadas. Se puede tomar fruta cocida, siendo la de temporada las mas recomendable y evitando la fruta tropical.
  • Evitar el azúcar y todos los alimentos que la contienen. Utilizar edulcorantes naturales.
  • Las proteínas de origen animal que consumiremos, serán preferiblemente del pescado. Se aconseja reducir o suprimir totalmente la carne roja, los lácteos y todos sus derivados.

 

La Alimentación Macrobiótica y el Yoga

Para los practicantes de yoga, la alimentación macrobiótica ofrece interesantes pautas que pueden incorporarse con facilidad a un nivel elemental. En la medida en que propone una dieta ligera y bastante orientada al vegetarianismo, la macrobiótica es un apoyo interesante en la búsqueda de la salud y la longevidad que queremos alcanzar mediante las practicas de Yoga.

Nuestra Sádhana de Yoga no puede hacer milagros en un organismo desequilibrado o lleno de toxicidad. A medida que vayas incorporando cambios es tus hábitos de alimentación estarás abriendo la puerta para un modo de vida pleno y vital. Por eso, en relación al yoga, que siempre ha buscado ante todo un estado óptimo de salud, cuanto mas pura sea la dieta, y menos toxicidad genere nuestra alimentación en el organismo, mas disponible estarán nuestros cuerpos para el trabajo con las asanas de yoga. Para incorporar buenos hábitos en tu alimentación yóguica:

  • Evita los alimentos extremadamente Yin o extremadamente Yang.
  • Tomar alimentos de la temporada, provenientes del entorno en el que vives.
  • En cada comida busca una gran variedad de colores, texturas y sabores para satisfacer todos los sentidos.
  • Come con moderación y solamente cuando sientas hambre, masticando cada bocado con total atención.
  • Evita los productos industriales, introduce mas alimentos orgánicos en tu alimentación diaria.

“Por la pureza del alimento se obtiene la purificación de la naturaleza interna”

Swami Sivananda

 

 

Espero que hayas disfrutado de este articulo y te aporte algunas claves para incorporarlas poco a poco y mejorar tu aimentación y progresar en tu practica de yoga. si te interesa saber mas sobre la importancia de la alimentación ene el yoga, te animo a consultar mi artículo sobre La Dieta Ayurvédica de los 6 Sabores, te aportará algunas claves también sobre los distintos enfoques de la alimentación que se pueden complementar con la disciplina del Yoga.

Gracias por compartir este post con otros amigos del yoga a quien les pueda interesar. Y si deseas estar al día de estos y otros contenidos destacados, te animo a suscribirte a mi newsletter aquí abajo.

Namasté

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Si continúas navegando aceptas su uso y también nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest